[Artículo] De la Cocina a la Lengua

La musa de hoy me entró por la cocina. Me encontraba preparando un plato que ningún puertorriqueño en su sano juicioIMAG0184 encontraría tentador. Sí, tenia pollo, pero no pollo puertorriqueño. Y para completar las papas rojas hervidas (con todo y cascara) y la crema de maíz no le añadían ni un solo punto en nuestra línea culinaria.

     Con todo y con eso seguí preparando mi suculento platillo. El cual me recordó la diferencia entre nuestro español puertorro y el que hablan todos los demás hispanos. Nuestro lenguaje es como el pollo; que aunque sea pollo, no dice pio, pio. Para mi entender, los puertorriqueños éramos los únicos hispanos que no teníamos acento. Eso pensaba hasta que me mude para los ‘United’.

     Ahora puedo reconocer a un puertorriqueño hablando a millas de distancia. No solo por la entonación, pero por su forma de utilizar las palabras; la cual es única de nuestra isla. Si le dices a alguien de Puerto Rico que te de eso que esta encima de aquello en un momento te lo buscan. Me imagino que debe ser un sexto sentido que tenemos para entendernos. Somos los únicos que tenemos mai y pai, comemos pescao, cambiamos de jev@s y tenemos batatas políticas.

     El español no es solo nuestro idioma, es el reflejo de nuestra cultura. Es parte de la jibarería que emana nuestro ser. La combinación de nuestras raíces españolas, tainas y africanas que además nos dan nuestro color de piel tan particular. De nuestra grifería en salsa que pocos entienden, pero que muchos admiran. El hablar como puertorriqueños es algo que no se pierde por más años que nos separemos de nuestra islita. La r no existe en nuestro vocabulario, porque ha sido remplazada por la l. Y eso, ni hablar del nuevo dialecto urbano creado por la música en Puerto Rico.

    Nuestro floreado vocabulario crece con cada generación. Todos somos parte de la creación lingüística de la isla.   Somos los mejores a la hora de criticar la forma de hablar de otros y los imitados a la perfección. Pero sin importar de que parte de las isla eres, siempre llevaras la mancha de plátano.  En otras palabras, siéntete feliz por las alcapurrias y los bacalaítos. Pídele la bendición a tu pai y a tu mai. Una que otra vez consíguete pal de jev@s y disfruta algarete. Vive la vida contento y recuerda que hay Boricuas hasta en la Luna.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s