[Artículo] De Pelota y otros Deportes: Segunda Parte

     ¿Cómo me fue ayer? Esa es la pregunta de los sesenta y cuatro mil chavitos. Para comenzar, tengo que confesar que me fui del juego en la parte alta de la novena entrada. Cuando la puntuación estaba 11-1 a favor del equipo de New Jersey.  Ya mis hijas  estaban aborrecidas y por lo menos nos ahorramos en tapón saliendo del parking.

     Esta tarde busqué los resultados finales del juego en internet. Me sorprendió que la puntuación final fue 11-3. Al parecer fuimos nosotros los que los sacamos de concentración. Dos carreras en una entrada, pero se les hizo tarde como quiera. En realidad muchas de las jugadas las hicieron con las patas. Así que mi predicción de que iban a perder se hizo realidad.

     La tarde estaba soleada y no muy calurosa. Al menos el tiempo cooperó con DSC01776nosotros. Estábamos sentados en el área de la grama en el ‘outfield’. Esto debido  a que mi hija ganó una de las entradas leyendo cuatro libros en la escuela. Y la maceta de su madre decidió no pagar la diferencia para conseguir mejor asientos. Con todo y con eso la vista era buena y los niños podían correr libremente sin molestara nadie.

     Una cosa que me extrañó fue la falta de vendedores en el área donde nos encontrábamos. Si hubiésemos estado en Puerto Rico nos hubiesen ofrecido hasta los clavos de la cruz. Recuerdo en varias ocasiones estar en actividades en el anfiteatro y tener a los vendedores casi metidos en los ‘mosh pits’ tratando de vender. Eso en realidad era servicio de calidad.

     Realmente, la pasamos bien en el juego. Se me hizo difícil el acostumbrarme a ver lo desde ese ángulo. Esto debido a que siempre meDSC01764 pasaba confundiendo al bateador de turno con el que estaba esperando. Podríamos decir que unos buenos espejuelos me hubiesen podido resolver el problema. Ya que con tan solo caminar unos cuantos pies, todo se veía de maravilla.

     Me imagino que esta vista debe de ser la misma que hay en el Hiram Bithorn si te sientas en el área mas barata. Por lo menos así de lejos se veía la tarima en los tantos conciertos que asistí allí. Pero ninguno como el de Maná. Ellos pusieron la tarima lo más lejos posible de las gradas y eso que todavía no tenían las arrugas y la caída del pelo que tiene ahora.

     Eso si, estoy segura de que ese juego de pelota al que fui y el Preakness, que fue el sábado, tienen que envidiarle mucho a los fans a Puerto Rico. La gente no decía ni esta boca es mía amenos que no saliera la mascota del equipo a hacer monerías o a tirar camisas. En mi isla, entre cerveza y cerveza, se hubiese celebrado cada una de esas tres carreras como si hubiese sido el último juego de la serie del Caribe.

     En definitiva, ya me estoy preparando para darle una oportunidad a otro deporte. No se si ir a un juego de ‘hockey’ o a uno de ‘soccer’. Por el momento, me parece que voy descartando mi viaje a la Lucha Libre porque no han sido muy inspiradores los comentarios que he recibido de esta. Y por la Gallera no me van a ver, porque me dan pena los gallitos. Debe de ser porque mi mascota de chiquita era una gallina que ponía huevos con sabor a carne. Ya veremos que pasa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s