[Artículos] Nuestras Carreteras Panorámicas

En la mañana de hoy hice un viaje rápido hacia el norte de Virginia, cerca de Washington DC. Me tomó como hora y media  cubrir cerca de 75 millas. Esto debido a que un poco más de la mitad del camino consta de una carretera de campo antigua de solos dos carriles. Y cuando llegas a la interestatal el tapón de las construcciones te atrasa mucho  más. Antes de irme le comente a una vecina (que es originaria de Texas) que iba para allá y ella me contestó que para ella ese es un viaje un tanto aburrido porque no hay nada que valga la pena en el camino.

En ese momento no presté mucha atención a su comentario, pero ahora puedo decir que es muy cierto.  Primero por lo que note en el camino, pero mas importante debido a que mi hija mayor se sentó a mi lado hace unos momentos y me preguntó de que estaba escribiendo. Cuando le expliqué ella me contestó que lo único que ella veía cuando yo estaba guiando eran carros, algunas personas, tiendas pequeñas y algunos arboles viejos. Al parecer ella noto la sobriedad de estas carreteras hace mucho tiempo atrás.

Como he mencionado en varios de mis escritos me encuentro en un área de Maryland en donde hay presencia militar, pero no en la misma escala que en Virginia. Esto hace que el área este mayormente desarrollada como un área avícola y de cultivo. Si hay varias tiendas comunes en los Estados Unidos como Target y Wal-Mart, además de varias cadenas de comida rápida. Fuera de eso la mayoría de la vida diaria se desarrolla mayormente en las urbanizaciones. Las cuales toman vida con las personas que salen a correr/caminar y con los muchachos cuando salen de la escuela.

Si deseas dar un viaje en cualquier dirección la mayoría de las avenidas son muy parecidas. A ambos lados de esta se encuentran negocios pequeños como ‘country stores’, viveros y tiendas de licores. Luego se ven las casas de las afueras y las fincas, para luego comenzar el patrón de tiendas, casas y fincas nuevamente. Esto es así por mas de 7-10 pueblitos que terminan en la salida hacia la carretera interestatal que esta compuesta de hoyos y construcciones que han estado allí por años sin presentar ningún avance.

En realidad lo más interesante que vi fue una carreta de un hombre ‘Amish’ que se dirigía a uno de los mercados de frutas en el área. Fuera de esto todo era una escena repetitiva de los pueblos americanos de antaño. En mi viaje de regreso me puse a observar más detalladamente el camino. A tratar de descubrir que tenia de maravilloso. Pues en realidad nada. No compara con ninguno de los tramos de nuestra pequeña isla. No me refiero a los rotos de las carreteras en el área metropolitana, ni a la cantidad de puentes que conforman el Tren Urbano.

Hablo de lo maravilloso de un viaje a la isla. Una frase que realmente no hace sentiDSC06147do, ya que todo es una isla, pero a la cual como puertorriqueños estamos muy bien acostumbrados. No importa que carreteras decidas tomar los panoramas son encantadores. No tienes que bajarte del carro en ningún momento para disfrutar de las mejores vistas panorámicas del Caribe. Recuerdo vivir en Ceiba y usar la carretera de Humacao diariamente. En esta siempre contemplaba la vista de las montañas, pero a la misma vez en el horizonte me podía deleitar con la vista al mar y varios flamboyanes.

No podemos olvidar las asombrosas vistas que nos proveen los caminos hacia Ponce y Mayagüez. Además de todas las atracciones que se encuentran en el camino. Desde vendedores de comida, panaderías, paseos y miradores que nos permiten hacer el viaje más entretenido y nos dan una excusa para parar cada 30 a 45 minutos. Y ni hablar de las puestas del sol y los amaneceres que nos deleitan todos los días de maneras y colores tan diferentes. También contamos con monumentos, jaldas y barrancos que les dan a nuestras carreteras ese sentido de aventura.

Cuando decidimos utilizar las carreteras viejas o las rutas panorámicas originalesIMGP2240 lo hacemos de manera premeditada y con todo el deseo de añadir emoción a nuestras vidas. En realidad muchas de ellas solo se pueden soportar si sabes a donde salen y como mantenerte sin chocar de frente al carro que viene en dirección contraria. Con todo y con esos, estas carreteras marcan en los puertorriqueños un sentido de pertenencia y  orgullo que solo nosotros entendemos. No siempre la ruta más corta es la mejor. La mejor ruta es siempre la que nos permite re-encontrarnos con nuestras raíces.

En fin, no hay carretera común en los Estados Unidos que compare con las carreteras y las rutas panorámicas que utilizamos día a día en Puerto Rico. Si estoy segura de que debe haber muchas en las cuales ir a vacacionar, como la Ruta 66 y los caminos del Gran Cañón, en las cuales podemos encontrar historia y belleza. Pero a mi me gusta que la carretera que transito diariamente me permita distraerme con mirar al horizonte. En Puerto Rico, hasta en la hora del tapón, se pueden apreciar la formas de las montanas lejanas y los edificios dilapidados entre roto y roto en la carretera.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s