[Artículo] Soy Cafre…¿Y qué?

     Esta frase que hizo popular Emmanuel “Sunshine” Logroño a finales de los años ‘80 en su programa Sunshine’s Café ha estado dando vueltas en mi cabeza por semanas. En realidad, nunca me había inspirado a utilizarla hasta el día de hoy. Decidí buscar más información en el internet y me sorprendió que no hay mucha información escrita sobre este programa. Solo unos cuantos párrafos en Wikipedia. En ‘You Tube’ la historia es otra. Se pueden encontrar segmentos del programa y en especial las canciones del Combochorno Express.

    SunshineFuimos muchos los que crecimos viendo este programa de televisión que en aquel entonces se consideraba como uno vulgar y chabacano. Uno que le abrió las puertas a muchos otros programas de este tipo como No te Duermas, por mencionar alguno. La presentación de estereotipos fue una muy criticada, pero en realidad fue muy aceptada al fin y al cabo. Le sirvió a muchos jóvenes para entender temas como la homosexualidad, el fanatismo religioso, las discusiones sobre puertorriqueños nacidos en la isla & Nuyoricans, entre otros.

     Durante el fin de semana vi las reseñas de la Parada Puertorriqueña en Nueva York y una de las pocas personas a las cuales entrevisto la prensa americana fue a Sunshine. Me sorprendió verlo tan calmado y compuesto durante la entrevista. Jamás hubiese pensado que es la misma persona que se atrevió a hacer estos personajes tan pintorescos y extravagantes. Al parecer la juventud es lo que nos impulsa a tomar el toro por los cuernos y nos da la fuerza para ir en contra de la corriente.

     Ese mismo efecto tuvo ese programa en mi; aunque solo tenia unos 9-10 años en aquel tiempo y no tenia idea de las razones detrás de los personajes, ni el doble sentido de los diálogos. Mucho que fastidié, por decirlo así, a mi papá para que me comprara una cadena en oro con el logo del programa que vendía una de las joyerías del Viejo San Juan. Terminó comprando dos, porque uno de mis hermanos también quería uno. No pongo la foto aquí, porque la placa con el logo de mi hermano esta en Puerto Rico y la mía se mandó a fundir cuando se puso de moda tener la placa con tu nombre.

     En fin, esa frase para mí es más que aceptar que la cafrería, nos guste o no, es parte de nuestra cultura. Sino, es la aceptación de haber vivido en Puerto Rico en los años en que la televisión y el teatro local tenían un auge mayor. No puedo hablar del presente porque llevo casi 10 años fuera de la isla, pero puedo decir que antes de irme la mayoría de la televisión era enlata.   Me imagino que esta debe ser una queja de todas las generaciones. Una que todos hacemos nuestra, pero que al final pasa sin ton, ni son.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s