[Artículo] Desde la Carretera

Midwest Stories: A Puerto Rican on the Road

Day 2

Hoy para variar salimos tempranito. Desayunamos, terminamos de empacar y ya a las 7:15 am estábamos saliendo del hotel. Tan pronto abrimos la puerta, sorpresa! La temperatura estaba a 52 grados. Ya sé lo que sintieron los jugadores de la película Cool Runnings cuando se abrieron las puertas del aeropuerto.

Luego de ese frio despertar, estábamos listos para nuevamente jugar a los carritos chocones con los camiones. Al parecer, nos perdimos toda la acción porque los camioneros ya se habían desaparecido del área. Nada, lo seguimos y tomamos el ticket que usaríamos luego para pagar el peaje.

Estuvimos en el PA turnpike por cerca de dos horas y no me puedo quejar de la carretera. Todo estuvo muy bien hasta que llegamos a la plaza de peajes para pagar. Casi me desmayo, $6.80 por dos horas. Ya sé porque el turnpike esta tan bien cuidado. Es por lo mucho que nos cobran a los idiotas que lo utilizamos.

Luego de eso nos detuvimos en la primera área de descanso en Ohio. No estaba nada mal y además conseguí varias postales gratis que luego voy a poner en la página de facebook. Todavía la temperatura seguía bajita, pero con el cuero duro que nos caracteriza seguimos adelante.

Al finalizar esta paradita, lo seguimos hacia nuestro destino. Que les puedo decir de la vista panorámica de hoy…pues que no había ninguna. Todo eran maizales y sembradíos de habichuelas. Bueno, que no se me olviden las vacas de cuando en vez. En realidad nada interesante, ni siquiera guardias dando tickets.

Ya pasadas tres horas era tiempo de detenernos a almorzar. Me tarde casi 45 minutos en decidirme a donde ir. En realidad no estaba en el mood de ir otra vez al servi-carro. Que tal y si ya les habían avisado que iba a estar tomando fotos en lo que nos servían.

Ver Day 2

Luego de toda esa búsqueda me decidí a detenernos enSteak & Shake. Diría que es un tipo de dinner que se especializa en batidas yhamburgers. Me decidí por ellos ya que no conseguí unWhite Castle por todo eso. Al menos eso creía. No hicimos nada más que sentarnos y mirar por la ventana y allí estaba resplandeciente el letrero delWhite Castle. Ya sé lo que sintieron Harold & Kumar al llegar a su destino, pero fui fuerte y me quede allí.

Aunque la comida estuvo buena no compara con ninguna lechonera de Guavate. Ni siquiera con un pionono de Piñones con un buen coco frio. Pero dicen que soñar no cuesta nada. En realidad parece que la mía no da para tanto. Todo supo como se supone y no como yo fantaseaba.

Ya luego de esta parada terminé mis servicios como chofer en esta pata del viaje con 560 millas a mis costillas. En realidad no se sintió mucho porque fue en dos días. Técnicamente le pude dar la vuelta a Puerto Rico como dos veces. Y sé que hubiese disfrutado mucho más.

El error lo cometí al quedarme dormida por unos quince minutos. Los cuales mi chofer gringo aprovechó para cambiar la ruta de nuestro viaje. Un poco más y lo seguimos para los grandes lagos. Tal vez es que se quería desviar para Canadá. Sea lo que sea, tuve que sacar mi maravilloso celular y conseguir una ruta nueva ya que estábamos 20 millas más al norte de lo que se suponía.

Lo único interesante fue que atravesamos Thorntown, IN. Un pueblo que aún parece sacado de una película de vaqueros. Solo faltaba la barra y el prostíbulo. Aunque estoy casi segura de que estaban por allí en alguna esquina. Fuera de eso lo demás era maíz y habichuelas.

Al volver a nuestra ruta todo estaba bajo control, pero les adelanto que no soy yo la que se volvió a dormir. Por lo demás todo transcurrió muy tranquilamente. Nuestra última parada antes de nuestro destino fue en Illinois. Esa área de descanso era pequeña y el área para información al turista tenía un letrero que decía estaban cerrados debido a los cortes en el presupuesto estatal.

Las facilidades como tal estaban bien cuidadas. Pasamos varios minutos observando un grupo de gansos que se encontraban cerca de un riachuelo artificial. Los pobres estaban hambrientos y había más de cinco letreros con advertencias para que no los alimentaran. Como buena niña seguí las instrucciones, aunque ganas no me faltaron de echarles algunospretzels.

Gracias a Dios ya estamos llegando. Lo sé por el olor a fertilizante que se encuentra en el aire. Además que el maíz esta cada vez más alto. Solo vimos un accidente de carro en todo este viaje y eso siempre es bueno. Ya son casi las 8pm tiempo central y este sol me está matando. Al menos la temperatura esta a 77 grados.

En los próximos 45 minutos estaremos llegando a nuestro destino. Ya entonces publicaré estas hazañas con sus respectivas fotos. En realidad no me gusta enviar mis entradas por email aWordPress porque no puedo controlar la publicación final (manías, lo sé). Antes de irme, acabamos de ver un ternero casi del tamaño de un perro.

Nos vemos mañana o tal vez hoy!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s