[Autores] OLAS EN LA NIEBLA por Asier Triguero

Recuerdo un fin de semana a mediados de octubre.

Llegué con el coche al parking, la ocho pies de copiloto y “Sweet Little Sixteen” en el ambiente. Era uno de esos días que había hecho muy bueno durante varios y ya tocaba cambio de clima.

Esta vez le tocó a la niebla. Joder que sí le toco.

Por el camino se veían las intenciones, pero allí, en el balcón natural con vistas en primera línea que te da la bienvenida, la realidad me sorprendió al ver que no había arena ni agua, ni si quiera final de las escaleras.

Sólo un denso humo blanquecino que acariciaba el acantilado con una suavidad casi tétrica.

La alarma del puerto, constante, como un enorme monstruo marino que se lamenta, avisaba a los barcos de la pésima visibilidad de aquel día. Rugido de las olas.

Vale, por lo menos hay. Eso es lo que quería comprobar cuando me dirigía hacia allí, y me bastó con la prueba auditiva. Había consultado las predicciones y algo ya parecía que iba a haber. Lo suficiente como para arrancarte del sofá un domingo de resaca. Lo suficiente como para que me dirija hacia el coche a cambiarme.

Estoy encerando la tabla y un coche me pita

– ¿Has visto si hay algo?

– No. Tampoco si había alguien, aunque he visto a gente bajar.

– Sí, algo han dicho que iba a haber, 0.8-0.9, pero lo que no sé es si se verá algo

– Con que se vea lo suficiente para distinguir donde está el pico…Hoy será un día de estar arrimado.

– Eso es. Bueno, voy a ello. Nos vemos abajo

– A ver si es verdad – Risas y bocinazo leve.

Cuando bajaba por esas escaleras enfundado en el cuatro tercios me preguntaba si esa niebla tendría fin. De momento parecía no tenerlo.

Alguien con la cara llena de gotas apareció de la nada.

– ¡Hostias! – los dos a la vez

– ¿Se ve algo?

– Sí, sí, una vez de que estás en el agua se ve – dice con una sonrisa – algo ya se puede hacer

– ¿Hay gente?

– Sí, en la zona del medio bastante, juntos. En lo demás no lo sé.

Estirando en la arena, cerca de la orilla o eso pensaba, seguía sin ver el agua, tan sólo unos pocos metros de arena a mi alrededor y lo demás… ceguera blanca.

El monstruo marino seguía quejándose. Me puse el invento y corrí hacia la orilla. La niebla arrojó la silueta de un longboarder apurando la ola en el nose hacia la orilla.

Allí estaban, mucha gente, entre la niebla. Se aprovechaba el espacio entre series para admirar el paisaje. Nos mirábamos, observando el contraste de los colores de los trajes y las tablas sobre la niebla.

Las fantasmagóricas e hipnotizantes siluetas de aquellos que venían desde atrás y de pronto se volvían personas. Los medios cuerpos que sobresalían del mercurio. Nos guiábamos por el sonido.

Imágenes que pasaran a la historia grabadas en mi mente.

© Asier Triguero

http://www.facebook.com/note.php?note_id=130050690372445

————————————————–

Asier Triguero “Escribir y hacer surf son parte integrante de mi carácter, de mi persona, no puedo entenderme sin ellos, no quiero hacerlo.” ~ España

Blog: http://asiertriguero.com/

Email: contacto@asiertriguero.com

Facebook: http://es-es.facebook.com/people/Asier-Triguero-Lorente/717937254

Twitter: http://twitter.com/asiertriguero

Bubok: http://asiertriguero.bubok.com/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s