[Cuento] Cuentos de un Alma Llanera IX: Fin

I

Para Luis Antonio la soledad de su andar hacia que su camino pareciera eterno. Solo recordaba lo mucho que disfrutaba la compañía de Inés y deseaba que ella estuviese allí junto a él. Luego de varias horas Luis Antonio decidió detenerse para descansar cerca de unos arbustos frutales. Cuando se acercó para tomar una de las jugosas frutas sintió que alguien lo observaba. Este retrocedió, recogió sus cosas y comenzó a correr sin un rumbo determinado. Ahora que estaba tan cerca de su destino no permitiría que nada se interpusiera en su camino.

Luego de varios minutos, Luis Antonio se detuvo para ver si todavía lo estaban siguiendo, pero solo le pareció escuchar la voz de Inés indicarle que no se detuviese. Luis Antonio retomo su camino y un viento fuerte se apoderó de la tarde ayudándolo a moverse rápidamente. De repente, Luis Antonio sintió que perdía el control de sus piernas y al mirar se percato de que el viento lo estaba elevando. Aunque se sintió asustado por un instante, relajó su cuerpo y agradeció la ayuda que Inés le estaba ofreciendo.

A lo lejos, ya Luis Antonio podía ver la orilla del rio que marcaba el final del camino. Le parecía más un pantano que la fuente de agua que le daba vida a su reino. Desde que las tinieblas habían tomado el control sobre la gente de su villa, el agua había dejado de fluir convirtiendo este en una sombra de lo que algún día fue. Suavemente Luis Antonio regresó al suelo y se sentó para al fin poder descansar. Cuando comenzó a alimentarse varios hombres de su villa lo acorralaron. Luis Antonio les pidió creyeran en él y le dieran la oportunidad de completar la profecía. Ellos comenzaron a preguntar por Inés y él les explico que ella ahora vivía en toda la belleza y la naturaleza que habían dejado atrás.

Segados por las tinieblas ellos solo veían un valle seco y sin vida. Además de un rio pantanoso y un traidor que había abandonado la villa para incrementar la furia de las tinieblas. Ahora no les quedaba nada más que deshacerse de él. Si había tratado de escapar una vez, lo haría de nuevo y por eso deberían acabar con él en ese instante. Sin pensarlo dos veces, los hombre hicieron que Luis Antonio llegase al cause del rio y sin mas lo empujaron dentro de las aguas oscuras.

Ellos esperaron para asegurarse que Luis Antonio se había ahogado en las aguas, pero no pudieron ver nada. De momento, un círculo de agua cristalina comenzó a formarse y los hombres no podían creer lo que estaba sucediendo ante ellos. Poco a poco el rio se convirtió en uno lleno de vida comenzando a fluir hacia la villa. Ante los ojos de unos pocos hombres la profecía se había cumplido.

“Dos jóvenes escaparan la ceguera de las tinieblas y a través del agua y el fuego traerán la vida y la libertad a su reino” y así fue. Los hombres que habían querido acabar con la vida de Luis Antonio lo habían logrado, pero a su vez lo habían ayudado a alcanzar su destino. Desde ese momento Inés seria conocida por todos como la madre tierra y Luis Antonio seria llamado Neptuno. Ellos inspirarían a muchos y festivales en sus nombres se llevarían acabo hasta el final de los tiempos.

FIN

2 thoughts on “[Cuento] Cuentos de un Alma Llanera IX: Fin

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s